METODOLOGÍA

FORMACIÓN EN LA PRÁCTICA PSICOMOTRIZ

Formación se orienta hacia el desarrollo de la persona en:

Su recorrido en la formación personal · la estructuración teórica de la práctica · su práctica con el niño.
La articulación permanente de estos tres pilares constituye la originalidad de la formación.

LA FORMACIÓN PERSONAL
Este aspecto dentro de la formación es fundamental. El objetivo es llegar a un sistema de actitudes necesario para la relación de ayuda psicomotriz. La formación se encamina al desarrollo de los propios recursos y capacidades de la persona. Las situaciones propuestas se viven en grupo mediante la vía motriz, el arcaísmo psico-corporal, la creatividad y la capacidad de las personas para expresarse a partir de varios lenguajes simbólicos. El dispositivo de formación sitúa a la persona en una posición de escucha empática. La formación personal exige la implicación de todos los participantes: corporal, emocional, relacional y verbalmente.

LA FORMACIÓN TEÓRICA
La formación teórica se organiza en forma de seminarios, talleres y conferencias. Las aportaciones teóricas se complementan con la práctica y permiten a cada persona construir de forma progresiva los conceptos, mediante la observación activa de la clínica. Recalcamos esta integración de la teoría, y no sólo la acumulación de conocimientos teóricos.

Las temáticas que se desarrollan son las siguientes:

  • La maduración psicológica del niño por la vía motriz: las necesidades, las relaciones primarias, las angustias arcaicas, el desarrollo motriz, afectivo, cognitivo y lingüístico.
  • La patología de este proceso de maduración y el sentido de los síntomas expresados por la vía corporal o física o psíquica: las dificultades en el acceso a la simbolización y la hiperactividad o defecto motriz.
  • Los principios de acción y las estrategias de intervención, ambos necesarios para la ayuda educativa o terapéutica: la empatía tónico-emocional.
  • Los autores más enumenats citamos S. Freud, D. Winnicott, H. Wallon, M. Klein, J. Piaget o J. Bowlby ….

LA FORMACIÓN PRÁCTICA
El resultado de la integración de la experiencia personal y la investigación teórica debe estar reflejada en esta parte de la formación. Todas las personas participantes tienen la posibilidad de iniciarse en la práctica educativa, así como más adelante en la de grupo de ayuda.

Ofrecemos en esta parte de la formación, la posibilidad de perfeccionar la observación directa del niño o grupo de niños durante el juego sensoriomotor y, después, la posibilidad de participar en la intervención de las sesiones con un formadas @ r.

El análisis del sistema de actitudes del terapeuta, la comprensión del contexto y la investigación del sentido de la expresividad del niño o niños elaboran durante el seminario que sigue a cada sesión y a través del análisis de videos. También se dedica un espacio importante a las resonancias tónico-emocionales que se manifiestan tanto en los observada @ rs como en los Interviú @ rs de la sesión.

La formación se evalúa con un trabajo escrito de observación y un proyecto en coherencia, y además en la orientación terapéutica al final de los cursos, con un estudio sobre un caso clínico formando parte de una memoria.

Durante el curso se aplica un dispositivo institucional de concertación entre las personas en proceso de formación y los formada @ rs, en colaboración con el equipo de socioanalistes de G. Mendel.